1 de agosto de 2009

Crisis Económica y Floricultura

Crisis Financiera Internacional y Floricultura

El efecto de la crisis financiera y económica sobre el sector ornamental exportador en paises en desarrollo.

Esta crisis por la que se está transitando, tuvo un impacto significativo sobre los niveles de exportaciones en el sector de la floricultura. Esto se puede observar en cuanto a márgenes de beneficios de los productores y en el sector del empleo de diversos países en desarrollo. Aunque hay diferencias regionales en los modelos comerciales, tanto en países exportadores asi como en los importadores.
La crisis ha profundizado señales que se venían dando desde un año antes a la implosión que se manifestó con mayor envergadura hacia el segundo semestre del año 2008 y en lo que va del 2009.

Las exportadores de flores desde los países latinoamericanos -fuertemente dependientes de las importaciones desde los Estados Unidos de Norteamérica- previo a las manifestaciones más evidentes de la crisis, estarían sufriendo más severamente de cara al mercado de los EUA que frente al mercado de la Unión Europea.

Los productores de flores de países africanos -conocidos por sus bajos precios– enfrentan la presión para reducirlos aún más debido a la crisis. Todos los exportadores informan sobre una mayor aspereza entre compradores Europeos en la determinación de sus precios y margenes durante las negociaciones. Además, más del 60% de los exportadores encuestados están teniendo dificultades para obtener créditos a la exportación. Más de 80% dicen tener dificultades para acceder a capital de inversión.

Dentro de la UE, la demanda de flores ha disminuido considerablemente desde diciembre de 2008. Asimismo la demanda desde los Estados Unidos ya tenía un marcado descenso antes de ese momento. La consecuencia de este descenso de demanda, en conjunto con sobreoferta de mercadería se consideran como críticos, lo que a su vez está conduciendo a precios cada vez más bajos.

Importadores en los Países Bajos indican que los precios han bajado en un 15 a 30% desde diciembre pasado. Algunas especies florales se venden por debajo del coste de producción. Ordenes decrecientes en cuanto a número y volúmenes, junto con precios decrecientes, han causado un volumen de negocios en caída del 30 % en el mercado holandés.

Existe una preocupación generalizada en que el rendimiento de los negocios provoque una fuerte disminución de los ingresos y los productos ornamentales se consideren en esta situación de fuerte crisis, como exóticos y/o productos de lujo.
Algunos empresarios del sector de la floricultura europea manifiestan que en varios paises del área, estos efectos no parecerían fuertemente impactantes en cuanto a volumen de negocios. Se basan estas apreciaciones en que muchos consumidores consideran a las flores y plantas como parte del hábito de confort ya incorporado y por lo tanto productos no prescindibles. Pero estas consideraciones no parecen disipar los temores de los participantes del sector.

El hecho es que los consumidores en el Reino Unido, Europa Oriental y un número de países escandinavos, influidos por los tipos de cambio desfavorables y el consiguiente aumento de precios, han pasado a ser notablemente más cautos y pensativos antes de comprar. Encuestas y entrevistas con exportadores en los países en desarrollo confirmar que (salvo ventas pactadas y acuerdos de precios) los compradores están demandando menores volúmenes y moviéndose con mayor cautela.

Además de la contracción de los ingresos de los habitantes de Europa a causas del paro, también los observadores y analistas del mercado informan un cambio hacia productos más baratos.

Se viene realizando estudios que dan cuenta de las características estructurales en cuanto al descenso de demanda desde algunos países y factores que son atribuibles directamente a la crisis económica y financiera.