23 de junio de 2008

Floración en Orquídeas

Escrito en Buenos Aires, junio 2008 por Rolando Klasman

En este texto se hace una somera introducción a los mecanismos que permiten obtener y/o controlar la floración en orquídeas. Este proceso necesario de manejar por el floricultor es a veces elusivo y requiere un conocimiento teórico y práctico a fin de poder conseguir en primer lugar la floración y por otro lado, floraciones fuera de épocas naturales momentos en que se sabe que "la flor está". El objetivo del cultivador es: conseguir floraciones abundantes programadas a lo largo de un período de tiempo, a fin de obtener sucesivas camadas o lo que tambien se llama flujo.

Al final de esta breve síntesis, se podrá concluir que el floricultor tiene disponibles una serie de herramientas tecnológicas para conseguir su propósito de tener oferta de flor cortada o planta en maceta con flor para los momentos de mayor demanda.

Floración

La floración provee a las plantas con flores -angiospermas-, con un mecanismo de reproducción sexual que permite la posibilidad de introducir material genético externo a la planta que se cultiva o cría con una determinada línea objetivo, para incrementar la diversidad genética, reduciendo la probabilidad de obtener anormalidades no deseadas, asi como evitar incrementar debilidades frente a ciertas adversidades. Además la floración permite la recombinacion de caracteres.
Estos procesos requieren la floración simultánea con la presencia activa de los polinizadores y la llegada a la formación de frutos y semillas. En este a
rtículo no se dan métodos prácticos para los distintos géneros y especies.

Inducción y control de la floración

Existe un número de factores que permiten, tener las plantas en flor a un debido momento. En los que marcamos tiempos, es entre la siembra de las semillas y el momento de antesis. En los cultivos comerciales de flor y planta, se utilizan técnicas que permiten manipular hasta cierto punto el momento de floración. Los mecanismos que se tienen en cuenta para la obtención de flores pueden estar entonces determinados por factores genéticos y la interacción con elementos abióticos que permien actuar regulando el momento del fenómeno en si.

Hereditarios, los que determinan la duración de la fase juvenil, a partir de la cual se podría alcanzar la etapa reproductiva. En orquídeas esto es muy variable. Los resultados de observaciones en jardines botánicos, indican que de acuerdo a la especie, se puede alcanzar según especies, de entre 1 a 13 años de período juvenil. Se observan en la práctica que en algunas circunstancias experiementales o productivas como las técnicas in vitro, diversas plantas jóvenes alcanzan la floración dentro de los frascos. Esto indicaría la posibilidad que a las orquídeas se les pudiese modificar el tiempo a floración entre semanas y meses. Muchos híbridos comerciales florecen luego de 12 a 36 meses y algunos otros requieren 4 a 7 años.

Por lo tanto el período de juvenilidad en las orquídeas, puede depender en especies o inclusive en variedades por modificaciones de las condiciones de cultivo.

Regulación química

Promotores de la floración, inductores y/o inhibidores, reguladores de crecimiento, producidos en distintas partes de la planta o por aplicaciones de los cultivadores. Ellos incluyen sustancias conocidas como hormonas y otras que no son hormonas.

Por ejemplo, aplicaciones de giberelinas -Ga- a 50 ppm, mejora la floración en Bletilla striata. En estudios realizados en la Universidad de Taiwan, se
encontró que la disminución de la concentración de ácido abcísicó -ABA- endógeno actúa promoviendo la floración en híbridos de Phalaenopsis. Por otro lado en el mismo trabajo se encontró que la aplicación de 1 microgramo/planta de ácido abcísico bastaba para inhibir la floración.

Varios reguladores de crecimiento, se han probado con éxito en Phalaenopsis para acortar la vara floral desde el nivel de la planta hasta la primer flor.

Tasa de crecimiento

Este aspecto puede influir mucho en la posibilidad de floración. Nosotros hemos llevado plantas a elevadas tasas de crecimiento mediante sustancias químicas, tratando de eludir el estado de floración a fin de tener grandes planteles. Nuestro objetivo estaba precisamente en retardar la floración por varias razones.

Estado nutricional

Las relaciones entre los nutrientes se ha demostrado un factor importante para manejar los tiempos a la floración. En varias especies, el control de las fertilizaciones, puede servir para mantener o pasar de un estado fenológico a otro.

Para favorecer el crecimiento el mayor nutriente requerido es el nitró
geno (N), para la floración debe aumentarse el fósforo (P), en la relación de nutrientes. Este cambio nutricional, mediante la modificacion en la relación de nutrientes, se ha regularizado como una valiosa herramienta tecnológica para programar etapas de crecimiento y desarrollo. Entre productores se lo considera como recurso para alcanzar el objetivo de cumplir, programaciones de grupos de plantas en floraciones a fechas determinadas.

Termoperiodismo

Buenos, ejemplos de termoperiodismo se encuentran entre especies y cultivares de Cymbidium y Phalaenopsis. En esta última planta es común el daño por heladas o por enfriamientos exesivos.

Para conseguir la floración, se deben ajustar las temperaturas entre ciertos rangos. En épocas de mucho calor o zonas cálidas, cuando se quieren conseguir varias floraciones por año, se utilizan sistemas de enfriamiento por acondicionamiento del aire. En algunos países se co
locan caños que conducen agua fría en la proximidad de las plantas.

Fotoperiodismo

Característica de algunas plantas que las hace comportar reproductivamente -llegar a la antesis-, luego de recibir una cantidad de horas de luz. Es la duración relativa entre el período luminoso y el período oscuro a lo largo de un día. Algunas orquídeas son de llamado día corto (DC), lo que indica que la iniciación floral ocurrirá luego de una cantidad de ciclos diarios con períodos oscuros de más de cierta cantidad de horas seguidos por cierta cantidad de horas de luz por día. Algunos hablan de noche crítica en vez de fotoperíodo. También las hay de día largo (DL).

En Phalaenopsis de flores grandes a medianas, el fotoperíodo no tiene efecto y son neutras o indiferentes a la longitud del día. En cambio, en algunos híbridos de flores pequeñas el acortamiento del día, produce un ligero adelantamiento en la floración.


Las ilustraciones presentadas corresponden de arriba hacia abajo a:

  • Laelia purpurata var. carnea. una planta de Días Largos
  • Un ejemplar de Oncidium híbrido de unos 3 cm de diámetro.
  • Oncidium con su cavidad estigmática en el extremo de la columna esperando un polinizador.
  • Leptotes bicolor, género de siete especies; orquídea pequeña, originaria de Brasil, Argentina y Paraguay de hojas carnosas casi cilíndricas y cavidad estigmática brillante y pegajosa floreciendo en primavera en casa del que escribe.
  • Phalaenopsis un género del sudeste asiático, de unas 60 especies y una enorme multiplicidad de híbridos comerciales. Precisa un período de frío de tres semanas
  • Dendrobium tipo nobile, un tipo de orquídea muy comercializada principalmente como planta con flor en maceta.
  • Laeliocattleya -un híbrido intergenérico-. Planta de día largo.
  • Sigmatostalis radicans una orquídea muy pequeña de crecimiento indefinido.
  • El grupo de Vandas que está a continuación tiene su texto debajo.

Cultivo comercial de orquídeas del muy admirado género Vanda, en el sudeste
de Asia, su centro de origen.
Se p
romueve la floración más profusa bajo días largos,
adicionando aplicaciones de Giberelinas, según el grupo de cultivares


Las plantas sensibles al fotoperiodismo y/o el termoperiodismo requieren un número preciso de ciclos inductivos con una longitud del día y/o una cierta temperatura o suma de ellas para que la floración ocurra. La respuesta a estos estímulos será entonces frecuentemente del tipo todo o nada.

La longitud del día suele utilizarse también para diferir floraciones.

Gregarismo

Diversas especies de orquídeas fueron observadas que llegaban a la floración cuando se encontraban en cierto lugar juntas.A este fenómeno se lo denominó gregarismo. Dendrobium crumenatum es un ejemplo muy estudiado con estas características. Sus inflorescencias son terminales y producen los capullos que desarrollan hasta la formación casi total de las anteras y otros segmentos florales. Entonces el desarrollo se detiene hasta que se recupera luego de una lluvia.

Alguna explicación a este fenómeno, ha surgido con el estudio de ciertas condiciones ambientales que sugieren, que el efecto de la caida de lluvia actúa produciendo una bajada de 5 ºC más por el efecto de la evaporación o por el efecto de la hidratación de los tejidos. La floración ocurre algunos días luego de la lluvia.

Sea por un efecto u otro una alta cantidad de flores abriéndose a un tiempo en un lugar tienen un especial atractivo y en un adecuado momento de encuentro con las abejas polinizadoras que se encuentran en ese momento muy activas.


Referencias

  • Orchid biology, Review and perspectives. Ed. J. Arditti.Optimal NPK ratios, pH, and nutrient concentrations for several orchids. H. A. Poole. 1982. Cornell University Press.
  • Influence of abscisic acid on flowering in Phalaenopsis hybrida. Wen-Yu Wang, Wen-Shaw Chen, Wen-Huei Chen, Li-Sang Hung and Ping-Shun Chang. Plant Physiology and Biochemistry.Volume 40, Issue 1, January 2002, Pages 97-10