18 de octubre de 2009

Aniversario de Carrera

Cumplen veinte años la Cátedra de Floricultura
y la Carrera Técnica de Floricultura

Cumple veinte años la Cátedra de Floricultura y la Carrera Técnica de nombre homónimo. El primer curso de técnico en floricultura se inició en 1990 y los primeros alumnos terminaron de cursar sus materias en 1992.


De similar modo y en las mismas fechas citadas, la Carrera Técnica de Jardinería celebra su cumpleaños número veinte, como Cátedra y Carrera.

Ambos títulos de técnicos son emitidos por la Facultad de Agronomía y la Universidad de Buenos Aires siendo una innovación y primeras en su género. La FAUBA se ponía asi a la vanguardia en disciplinas de gran importancia internacional, en esta región de América.

En terrenos que pertenecieron a John O. Hall, -de origen británico- que están en una posición destacada del barrio Villa Devoto, se encuentra la Sede Devoto de la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires. El señor Hall quien falleció en 1936, dejó como legado a la Universidad ese predio -aproximadamente unos 16.000 m2 - para que allí funcionase una escuela donde se enseñasen la disciplinas que tienen que ver con el cultivo de las flores y cuidado de los jardines.



El parterre de la
institución, en una

fotografía tomada

un día de lluvia








Hacia fines de los años '80 del siglo XX, funcionaba bajo la tutela de la Facultad de Agronomía, una Carrera de Floricultura y Jardinería. En dicho lugar se había congregado un grupo importante de alumnos y docentes abocados a ese menester, quienes fueran atraidos para aprender y enseñar las técnicas que hacen a la producción y el uso de las plantas ornamentales.


Fue que tras realizar un proyecto de Cátedra de Floricultura y que esta debía formar parte de la currícula del ingeniero agrónomo, el entonces director del Departamento de Producción Vegetal Ing. Agr. Fernando Villela impulsó y llevó adelante la fundación de la Cátedra de Floricultura y de las Carreras Técnicas de Floricultura y Jardinería que funcionarían en forma independiente. Coincidía con una reforma del plan de estudios de la Carrera de Agronomía.

A partir de ese instante comenzaron a funcionar la Catedra de Floricultura y sus docentes e investigadores, integraban además el dictado de la materia: Sistemas Productivos Vegetales Intensivos, ambas materias de la carrera de ingeniería agronómica.

Esta última -SPVI- se conformó como un conjunto de profesionales de varias disciplinas, donde se daban los primeros pasos que abordaban los conocimientos de la horticultura. Así se conoce ahora internacionalmente a ese conjunto de técnicas que hacen a las producciones de hortalizas, frutas, flores, aromáticas, tales como son clasificadas por la Sociedad Internacional de Ciencias Hortícolas -ISHS- con sede en Lovaina, Bélgica donde se encuentra un centro universitario que tiene más de cinco siglos.


Hoy los conocimientos hortícolas -del huerto- se agrupan bajo un mismo conjunto en todas las universidades y centros académicos, que vinculan los fundamentos biológicos y técnicas para la producción con fines comerciales.

Con fines de investigación básica y aplicada existen universidades e institutos que publican sus trabajos de investigación en revistas académicas -journals- que incluyen artículos, ensayos, revisiones, precedidos por un resumen -abstract- y que son poseedoras de diverso impacto según sus características de prestigio, según su rigurosidad y las personalidades que integran su consejo editorial -board-.

De esta manera el conjunto del personal que estamos desde la fundación de la carrera nos queremos sumar a la celebración de estos tiempos transcurridos, porque hemos sido parte del proceso de profundización de los conocimientos de la floricultura en la Argentina y desarrollamos en este marco: investigacion original y aplicada, enseñanza y extensión hacia la sociedad durante todos estos años.

Luego de esta fundación y todos estos años, la floricultura avanzó mediante diversas manifestaciones concretas y nuestros egresados trabajan en viveros, instituciones públicas, centros de investigación y desarrollo, enseñanza, difusión, jardines botánicos, arbolado, ambientalismo, edición de medios informativos y otras aplicaciones entre las que tienen peso lo aprendido, sus vínculos y las características personales.