11 de septiembre de 2007

Tulipanes, largo del tallo floral

Del curso de Bulbosas que se dicta en la
Cátedra de Floricultura de la FA UBA

Cuando se piensa en cultivar tulipanes, se piensa en tallos largos; mas largos si la flor será cortada o se utilizará en un parque. Bien, como puede el floricultor asegurar que su producto final tendrá una longitud de tallo atractiva y que justifique un buen precio? Esto surge de
la preparación del bulbo, proceso que se lleva a cabo antes de la plantación del mismo para llevarlo a floración.

En diversos casos se ha presentado que se plantan los bulbos con la ilusión de tener una buena floración y esto se frustra por no tener flor en algunos casos, o porque la flor sale pequeña y queda entre la roseta de hojas sin abandonar el estado de roseta y por no tanto sin elongar el escapo. En la primer foto, pueden observarse tulipanes de tépalos amarillos, que tienen en el escapo numerosas hojas que crecen junto con el tallo cuando la roseta cambia su situación de tal y el escapo crece para llegar a antesis.

De aqui que los preparadores de bulbos, sean una parte importante y sofisticada en la industria de las flores de bulbos. Los preparadores tradicionales son los holandeses quienes han desarrollado a lo largo de muchos años una industria reconocida mundialmente. Hoy esa industria cuenta con múltiples cámaras para tratamiento de bulbos y para que en ellas se pueda programar una floración para distintas fechas del año.

Las etapas en la preparación del bulbo suelen ser diversas temperaturas a las que se somete al bulbo durante una cantidad de días cada una. Generalmente, los tiempos se miden en semanas como en otros aspectos de los cultivos florales a que nos tienen acostumbrados los holandeses.

El largo del tallo tiene que ver, con las bajas temperaturas que recibe el bulbo en almacenamiento luego de tener formada la flor. La formación de la flor dentro del bulbo depende de un tratamiento luego de cosechado el bulbo con temperaturas que están alrededor de los 20 ºC. Luego viene la etapa fría, la que nos da calidad de la flor al producirnos tallos largos, gruesos, firmes y flores proporcionadas.

El preparador lleva a cabo entonces a cabo dos tratamientos térmicos distintos: 20 ºC para la formación de la flor y una etapa de 9 º C ó 5 ºC, para conseguir calidad. Existen mas detalles en cuanto a la forma de dar el frío y la cantidad de días a cada temperatura.



Muchas plantas bulbosas necesitan tratamientos de bajas temperaturas para florecer. El frío afecta la elongación del tallo floral, influenciando a su vez sobre la calidad de la flor cortada. La elongación del tallo se promueve por frío. Este tratamiento es empirico, pero los científicos buscan los procesos fisiológicos y bioquímicos que se hallan involucrados intimamente en este fenómeno, cosa que hasta el momento no es muy clara, aunque paso a paso el camino se va iluminando.

La presión de turgencia del agua es un proceso decisivo en la elongación de las paredes celulares y por lo tanto en el crecimiento de los tejidos vegetales.


Hasta aquí una explicación básica. Mas abajo una aproximación de los investigadores sobre la bioquímica y fisiología.

Se ha demostrado que existe una invertasa que está involucrada en la elongación de los tallos florales en tulipanes (Lambrechts et al., 1994, Plant Physiol 104:515-520).

En el laboratorio otros autores que tuvieron en cuenta la experiencia relata en el párrafo superior caracterizaron esa enzima por clonación de cDNA y analizando su expresión en diversos tejidos de la vara floral de tulipan (
Tulipa gesneriana L. cv. Apeldoorn) . Además el rol de la sacarosa sintetasa fue investigada.

Como la presión de turgencia es una importante fuerza que conduce a la elongación de las células, el papel de las proteinas de los canales de agua fue estudiada en relación con estas dos enzimas. El nivel de ARNm de la invertasa se encontró que fue fuertemente regulado como resultado del tratamiento de frío. El análisis de la secuencia de aminoácidos de esta invertasa reveló la presencia de una señal con objetivo vacuolar.

Dos diferentes formas de la sacarosa sintetasa fueron encontradas. La expresión de una de ellas aparece vinculada en forma estrecha con el tejido vascular, mientras que la otra forma se encontró presente en los tejidos circundantes. Ambas sacarosas-sintetasas estaban presentes en los tallos que originarían el escapo floral durante el todo el período de almacenamiento de los bulbos y después de la plantación, pero sus actividades declinaban durante la elongación del escapo. La expresión del gen %TIP fue restringida principalmente hacia el tejido vascular y su perfil de expresión fue idéntico al de la invertasa respectiva. La expresión simultanea de la invertasa y %TIP* , conducen a un incremento en el potencial osmótico de la vacuola y el ingreso de agua a la misma, lo que entonces lleva a la fuerza que impulsa al estiramiento de las células del tallo floral del escapo.

*Proteina intrínseca del tonoplasto

Referencias:
·Peter A. Balk1, A. Douwe de Boer1.
Rapid stalk elongation in tulip (Tulipa gesneriana L. cv. Apeldoorn) and the combined action of cold-induced invertase and the water-channel protein TIP
1Agrotechnological Research Institute, Department of Molecular Regulation and Plant Quality. Wageningen, The Netherlands. Planta. Springer. Berlin.
. Planta.104:515-520