7 de mayo de 2009

Multiplicación del Rosal

Rolando Klasman - Departamento de Producción Vegetal
Facultad de Agronomía - UBA

El nombre de rosa es practicamente un sinónimo de flor. Siendo una planta arbustiva utilizada con varios propósitos en jardinería, paisajismo y como flor de florería. En este último caso, como flor cortada es la principal planta del mercado aunque no la más abundante. La prueba de su importancia se comprueba con los datos por los que, para satisfacer la demanda invernal es la flor cortada más importada durante las condiciones invernales.

Las condiciones invernales ponen naturalmente el arbusto en letargo para nuestras condiciones de la zona del principal mercado consumidor: Buenos Aires a los 34º de latitud sur. La producción debe entonces realizarse en invernaderos y las condiciones actuales de nuestra tecnología, el precio del combustible para hacer el cultivo y la paridad entre las monedas la convierte en mercadería de importación.

El género rosa es muy extenso y la cantidad de especies ha dado lugar a numerosos híbridos y cultivares. Los productores plantas de rosal se encuentran demandados por diversos objetivos de los usuarios. Están por un lado los que quieren rosas para los jardines y parques. En este agrupamiento tenemos diversos tipos de rosales híbridos: híbridos de té, grandiflora, floribunda, trepadores y miniaturas para citar algunos clásicos. Otros compadores son coleccionistas de rosales antiguos, más cercanos a las especies originales.

La producción de rosas en invernadero es probablemente una de las producciones hortícolas más intensivas y difíciles de manejar. Las rosas son muy diferentes a otros cultivos como clavel, crisantemo o gypsophila y tantas otras. Son plantas similares a las de té o tabaco. Es que son plantas perennes permanentemente cosechados sus tallos durante todo el año, sin permitirles descanso. Con el tallo pierden area foliar. Su necesidad de agua, nutrientes, intensidad luminosa, estructuras de los invernaderos, temperatura ambiente, son muchas variables que afectan la formación de las flores. (1)

por el nivel de rendimiento y su necesidad en agua y nutrientes. Esto es afirmación de varios investigadores académicos de renombre internacional. (Ziezling,

Muchos clones selectos son usados para formar las plantas, ya que estas están integradas por un pie de injerto y una variedad.

Los pies de injerto o portainjerto, son la base de la planta que está en contacto con el suelo, sirve de puente entre la variedad y el suelo. Se puede hacer una lista de todos o casi todos los clones conocidos que sirven como pie de injerto.

Muchos de estos clones, son selecciones de especies salvajes. Otros clones son fruto de la selección de híbridos que han resultado exitosos cuando se los utilizó como pie para injertar variedades seleccionadas. Otros son mutaciones -sports-

En muchas oportunidades escuchamos que hay cultivadores que dicen producir rosas sin injertar pues una variedad comercial les resulta fácil de enraizar e injertar. No tienen en cuenta lo dicho en el primer párrafo: la planta de rosal para invernadero debe ser altamente productiva desde el punto de vista hortícola, lo cual es un punto que está mas allá de si es buena para enraizar y sobrevivir al injerto. La productividad de las modernas variedades comerciales son ofertadas para producir 200 - 350 varas florales por metro cuadrado/año de plantación. Es el pie del rosal quien le administrará esa rusticidad para soportar los años que dure el cultivo y además de rusticidad, un nivel productivo comercialmente competitivo.

En esta parte de la América austral ha existido durante años una confusión acerca de cuales son los nombres de los clones usados. Se dijo -aún algunos lo hacen- erroneamente que usabamos los mismos pies que se citaban en los libros europeos. Asi se nombraba Rosa canina o rosa de los perros, cuando en América esta planta esta practicamente ausente o es una desconocida en el ambiente productivo. Rosa canina se usa en Europa y se obtiene por semilla. Su uso está destinado a portainjertos de plantas para jardín, pués el frío invernal la pone pronto en reposo y se precisa que la planta produzca todo el año.

Referencias Bibliografía
Propagación de Plantas
Naftaly Ziezlin. 1995. Universidad Hebrea de Jerusalem. Conferencia brindada en Quito Ecuador. Patrocinio Meilland Roses. Alain Meilland.