1 de marzo de 2008

Atizonamiento del Boj

Cylindrocladium buxicola, enfermedad en Buxus
agregada a
la lista de alertas (EPPO Alert list RS 2003/41)

Para la gente que produce Boj como floricultores o viveristas o lo utilizan como paisajistas o usuarios de estas plantas, se alerta sobre la difusión en la década reciente de una enfermedad que afecta a plantas en cultivo en jardines que la utilizan en forma aislada o en setos o formando parte de parterres. Desde el año 2000 en que se anunció su primer aparición, viene advirtiéndose sobre plantas enfermas encontradas en jardines privados de Europa.

Cultivo de arbustos de boj, donde pueden observarse: el distanciamiento
entre plantas, así como la forma de las pequeñas copas
La primer aparición del patógeno fue en Francia, luego en Bélgica al mismo tiempo que en Nueva Zelanda. Las denuncias se fueron extendiendo y se describió para jardines de Gran Bretaña encontrada en distintos centros de ventas y otros lugares para su uso. Las especies atacadas: Buxus sempervirens (especialmente cv Suffruticosa); B. microphylla y B. sinica.

Los síntomas de la enfermedad son manchas marrón oscuro en hojas, las que eventualmente coalescen hasta cubrir las hojas enteras, rayas negras e
n tallos y severa defoliación. Aparentemente hasta ahora no se encontraron plantas muertas. Cylindrocladium buxicola es frecuentemente descripto con un segundo hongo patógeno Pseudonetria rousseliana anamorph Volutella buxi. Producen una forma de dieback -necrosis desde el extremo hacia la base-, pero ambas enfermedades también ocurren en forma independiente. Las especies de Cylindrocladium producen esporas latentes que sobreviven en hojas caídas. Estas esporas latentes o en descanso, pueden diseminarse a través del suelo, salpicauras de riego y a través de contacto de personas o animales.

Buxus, es frecuentemente usado en parterres, como setos, en arte topiario. Faltan aún elementos para completar la descripción del patógeno, pero como guía podría abordarse como en otras especies de Cylindrocladium. Debiera uno ser cuidadoso con las puntas de tallos podados y destruir las hojas caídas a fin de reducir la presencia del inóculo. No se ha reportado muerte pero si una disminución de la calidad del producto y de la apariencia visual de las plantas en los jardines.

No tenemos aún referencias hasta el momento de escribir esta nota sobre la aparición del hongo en nuestra región.

Henricot, B. (2003). Cylindrocladium buxicola, a new fungal species causing blight on Buxus spp. and its phylogenetic status. Poster presented at the 8th International Congress of Plant Pathology, 2003-02-02/07, Christchurch, New Zealand.