10 de julio de 2010

Introducción sobre el Manejo Integrado de Plagas -Parte II-

Una vuelta de tuerca sobre el MIP

Rolando Klasman

MIP parte II (la parte I se encuentra en: ver junio 2010)

La necesidad de contar con cosechas abundantes y de calidad para obtener: alimentos, ornamentales, fibras y productos como combustibles, conllevan a la alta aplicación de preparados que controlen las plagas. La existencia de plagas disminuye el éxito de las cosechas en miles de millones de dólares anualmente.

A mitad del pasado siglo 20, se habían desarrollado una cantidad de productos químicos que llevaron a pensar, que se había obtenido una respuesta concreta a la acción de las plagas. Pero los organismos plaga comenzaron a experimentar una serie de resistencias a los productos agroquímicos que se aplicaban; por otro lado, esto también disminuyó las poblaciones de enemigos naturales; se detectaron muchos eventos de toxicidad instantánea o paulatinamente creciente por acumulación en tejidos de personas u otros organismos.

A principio de los años 1970 se produjeron denuncias contra productos que resultarían indeseables a través de distintas organizaciones e instituciones contra las formas de utilización de los productos y las consecuencias insostenibles que esto produciría.

Esto condujo al concepto de manejo integrado de plagas MIP lo que es un conjunto de medidas tácticas de control mediante un proceso de aplicación ordenado escalonadamente.
1. Evasión o evitar la presencia
2. Vigilancia u observación sistemática
3. Control, mediante bioagentes y/o productos químicos

Muchos de los espacios destinados a la floricultura, están próximos a zonas urbanizadas. Utilizando técnicas de manejo integrado de plagas se evitarán conflictos con los vecinos que se pueden ver afectados por la aplicación de agroquímicos por métodos tradicionales.


Organismos plagas

Los daños por plagas pueden ser causados fundamentalmente por: insectos, arañuelas, nematodes, patógenos -hongos, bacterias, virus, viroides- o malezas.

Condiciones del cultivo

Las plantas pueden ser también dañadas por:
  • a) orientaciones impropias del horticultor en las prácticas a llevar a cabo en la conducción de los cultivos;
  • b) condiciones ambientales desfavorables.

MIP

El manejo integrado de plagas, es una estrategia que previene o evita los daños producidos por las plagas, con un impacto mínimo o adverso sobre la salud humana, el ambiente y aquellos organismos que no son blanco de ataque.

En donde se puedan llevar a cabo programas de MIP, los directores deben utilizar sus conocimientos sobre el cultivo en su evolución y sobre la biología de la plaga en cuestión. Esto permitiría evitar las mejores condiciones del establecimiento de la plaga y su aumento de la población.

Monitoreo

La inspección continua de los cultivos buscando manifestaciones de la presencia de una plaga permite anticiparse a la dispersión y los daños importantes.

El MIP utiliza elaboradas y cuidadosas técnicas de monitoreo; una combinación de medidas de control biológicas, culturales, mecánicas, químicas, físicas.

Los pesticidas químicos debieran usarse solamente si el monitoreo revela que ellas son necesarias.

Es tradición que en ambientes de bajo desarrollo tecnológico se utilicen productos químicos de amplio espectro, que actúan eliminado plagas secundarias o contra enemigos naturales del objetivo que se quiere controlar. Estos pesticidas de amplio espectro y acción persistente, con el tiempo produce la aparición de resistencias a los productos químicos. Además son la fuente de intoxicación de operarios, aplicadores, personas que deben transitar en las proximidades de los cultivos.

El monitoreo no encarece el cultivo sino que permite ahorro de productos y el no uso de productos innecesarios. La exploración que realizan los expertos en monitoreo presta auxilio imprescindible en programas de MIP.

Herramientas de control

Los nuevos pesticidas deben tener todos toxicidad muy baja sobre mamíferos y serán estrictamente chequeados.

Los biopesticidas y las nuevas referencias sobre los mismos

  • Baculovirus, los cuales son virus que afectan insectos y se utilizan como vectores para la recombinación de proteinas que se expresan en los insectos. En invernaderos se utiliza ya un producto para hortícolas como solanáceas y ornamentales basados en el virus de la poliedrosis nuclear de Spodoptera exigua.
  • micoinsecticidas
  • nematodes entomopatógenos

Estos organismos han sido desarrollados por investigadores, para ser utilizados en situaciones específicas.

En invernaderos para hortícolas y ornamentales, hay un producto basado en el virus de la poliedrosis nuclear de Spodoptera exigua

Con insecticidas selectivos se afectará mucho menos la presencia de enemigos naturales como el grupo de los arácnidos.

Lucha Biotécnica

Es la utilización de sustancias naturales, bien de origen orgánico o sintéticas conocidas como mediadores químicos o sustancias semioquímicas que actúan sobre el comportamiento de los insectos, sin llegar a ser letales.
  • Cada vez se hará más uso de feromonas
  • Se trabajará en la intercepción del apareo
  • Habrá cebos de alta efectividad que atraigan a las plagas hasta lugares discretos donde un insecticida les darán muerte.

Otras biotecnol
ogías

Cultivos modificados geneticamente

Nuevas armas contra las plagas vendrán ahora de laboratorios:

Se producirán plantas transgénicas que evadan las plagas u opongan muchas resistencias.

Microbios con toxinas insecticidas fueron estudiadas desde el punto de vista molecular de manera de caracterizarlas y permitir operar desde el punto de vista de la ingeniería genética.

La biotecnología también realiza importantes contribuciones con cultivos que tienen integrados genes que desarrollan actividad insecticida como la presencia de proteinas Cry derivadas del gen Cry de varias cepas del
Bacillus turingiensis (Bt).

Estas proteinas fueron un hallazgo originiario -principio del siglo 20- que afectaba inicialmente solamente larvas de lepidópteros. Luego otras cepas del Bacillus turingiensis como la subsp. israelenesis
-1978-
y la subsp. tenebrionis -1983- abrieron un campo nuevo de investigaciónes que permitió encontrar una difusión muy grande de este microorganismo con amplias variaciones en sus serotipos y serovariedades.

Hoy mediante el uso de técnicas moleculares se han diferenciado las distintas endotoxinas y se han y clasificado proteinas Cry y Cit provenientes de mas de 150 genes Cry, más de 15 genes Cit y permitido realizar filogramas y el rango de plagas sobre las que pueden actuar.

Se han desarrollado proteinas Cry modificadas que impiden las resistencias generadas sobre las proteinas Cry en el aparato digestivo de lepidópteros. Se cuenta con cepas de Bt que son insecticidas contra lepidópteros -mariposas-, coleópteros -insectos de alas duras como el escarabajo-, dípteros y otros invertebrados como nemátodos y platelmintos -gusanos planos-.

En los laboratorios se adelantan pasos a la evolución de los insectos en sus mecanismos receptores de las distintas proteinas Cry. Otros microorganismos son explorados y modificados para actuar como insecticidas a partir de toxinas propias o modificadas.

Los equipos aplicadores

También en este aspecto, el asesoramiento debe hacer su trabajo sobre el manejo de los equipos aplicadores, la elección apropiada de las boquillas aspersoras de agroquímicos y que estas se mantengan limpias y no pierdan su calibre.

La función del manejo integrado de plagas es la menor aplicación posible de productos agroquímicos. Mientras mucho esfuerzo han realizado los horticultores individuales para ampliar el control de las plagas, el MIP requiere esfuerzos cooperativos y directivas de expertos.

Se han puesto esfuerzos considerables para aplicar técnicas de control biológico y de productos del tipo pre era de los pesticidas, incluyendo el uso de variedades con resistencias a las plagas. Mucho trabajo de se ha desenvuelto en entrenamiento de campesinos, en paises en desarrollo. Muchas huertas escolares hacen un buen trabajo; en el mismo sentido se trabaja con pequeñas comunidades para usar vías alternativas, aprovechando la conciencia ambiental creciente en programas de desarrollo.

Por el momento son caminos paralelos con la producción comercial, que tiene que llevar productos de alta exigencia de calidad para ser comercializados por las vías tradicionales.

Mucha más información debe ser generada sobre tácticas y directrices del MIP. Se deben utilizar técnicas con efectos antagonistas o sinérgicos o de simple efecto aditivo, mientras se suman esfuerzos y se realiza una revisión crítica sobre métodos ya aplicados.

Oportunidades de investigación están abiertas en estas áreas, Asimismo como desarrollos relacionados con los umbrales de daños más precisos. Las rotaciones en los sistemas de cultivos; búsqueda de cultivares resistentes; usos de barbecho; destrucción de residuos contaminados; control biológico; aplicación de enmiendas; desarrollos en sistemas de manejos de datos -software- para toma de decisiones; despliegue de un sistema de extensión que pueda mediar entre la academia con sus investigaciones y la llegada de aplicaciones a los productores agrícolas, facilitarán el desarrollo y presentación de programas efectivos de MIP.

Trabajos Interdisciplinarios

A mediano y largo plazo se debe incorporar el trabajo interdisciplinario de MIP entre distintos especialistas de diversas plagas y otras orientaciones entre las cuales se citan: genetistas, biotecnólogos, microbiólogos, micólogos, ambientalistas, urbanistas, sociólogos, comunicadores, que tengan foco en la sustentabilidad de cosmos -κόσμος- a diversos niveles de escala y los particulares agroecosistemas.

Los recursos institucionales deben implementarse, junto con el entrenamiento de personal tecnológico que permita integrar componentes de las realidades sociales, culturales y económicas particulares.