30 de diciembre de 2012

Mosquitas de los hongos, un riesgo para los cultivos protegidos

Por Rolando Klasman

Denominaciones encontradas en la bibliografía para estos dípteros


Plaga de los sustratos

Mosquitas de los sustratos, mosquitas de los cultivadores de hongos comestibles, mosquito de la costa y/o las algas, mosquitas del suelo, mosquitas de rastrojos, mosquitas de los viveros, mosquitas de la horticultura, mosquitas de los almácigos o semilleros, mosquitas de plantas forrajeras, mosquita oscura de los hongos, moscas pequeñas de las bandejas de siembra.

Ejemplar adulto muy amplificado.
Permite observar el tamaño fino y
largo de patas (zamcudo) y antenas igualmente
alargadas integradas por numerosos
segmentos. Con un dibujo de las
merviaciones de las alas de características taxonómicas. Al plegarse las alas cubren totalmente el abdomen

ADVERTENCIA ANTIPANICO
Hay muchos miles de especies de mosquitas -Diptera- que viven de la descomposición de residuos -son saprófagas-. En el ámbito local no conocemos denuncias, ni identificaciones de la plaga mencionada en el título como agentes fitófagos -comen o dañan- en plantas cultivadas. El conjunto de géneros y especies que se mencionan en este artículo son citas de bibliografía del extranjero. Puede ser que lo que sea visto o comentado no cause daños en sus plantas. La presencia de dípteros similares en los cultivos y pequeños jardines es cuanto menos, molesta para los trabajadores de los invernaderos y ambientes interiores con plantas. 




Cuando se producen capturas de
la mosquita de los hongos en ambientes
muy infestados se consiguen por 
centenares por los métodos clásicos que utilizan los entomologos. El tamaño del insecto
es muy pequeño. Teniendo los individuos un promedio de 2-3 milímetros.

Características generales

El nombre de fungus gnats se le da a una importante cantidad de especies de dípteros con referencia a la familia  Sciaridae. Siendo frecuente encontrarla en publicaciones científicas y libros sobre manejo integrado de plagas -, páginas web de las universidades, libros de floricultura, exposiciones de posgrado, enciclopedias, publicaciones periódicas y foros sobre temas referentes a plagas, enfermedades, entomología, fauna de parques, jardines e interiores de los hogares. Solamente un pequeño grupo de los fungus gnats son dañinos para los cultivos.

Varias denominaciones científicas y características sobre su capacidad de dañar directamente o para transmitir enfermedades permanecen en una fructífera discusión, que va enriqueciendo nuestro conocimiento sobre este grupo. 


En los hogares y ambientes interiores son consideradas plagas menores.

Bradysia un género muy citado


La mosquita de los hongos
suele estar acompañada en
los viveros de los USA de
la mosquita de la costa.
La mosquita de los hongos
tiene un cuerpo estilizado
cuando la mosquita costera
muestra un cuerpo mas
robusto con patas y antenas
más cortas. Las alas en descanso
van mas allá del abdomen

Bradysia es un género con varias decenas de especies, la mayoría solo con importancia en ambientes abiertos como parte de la fauna que recicla la materia orgánica. Esto permite que plantas muertas, árboles caídos, restos de cultivos y partes separadas de la planta madre, puedan ser degradadas hasta convertirse nuevamente en sustancias simples disponibles para ser aprovechadas nuevamente en la nutrición de flora y fauna, las cadenas alimentarias, reiniciando los ciclos de la vida.

El género Bradysia está integrado ahora por individuos que podían encontrarse hace pocos años con el nombre genérico de Sciara o Neosciara. El grupo es ahora el taxón Sciaridae.

Alimentación de las mosquitas, de los hongos del suelo, los de los sustratos, de las raíces y entrada por estas a las plantas

Se realizaron estudios concernientes a la presencia de estas mosquitas que se alimentan de las fructificaciones de los hongos. Oosporas, esclerocios, zoosporas, micelio, son ingeridos por las larvas de estos dípteros, quienes entonces pueden o no transmitir el inóculo de los hongos como vectores, cuando se dirigen a ingerir las raíces de las plantas, las que pasan a ser entonces su nueva fuente de alimentación. 

Las observaciónes sugieren que la combinación de plantas + sustratos ricos en materia orgánica + agua abundante + ambiente protegido, es un cocktail -coctel- apropiado para la proliferación de las mosquitas.

La aparición de daños en los cultivos de ornamentales, forestales y otros como hortalizas, tabaco

Hubo varias descripciones en el siglo XIX. Nuevos estudios y conocimientos de la biología de la plaga y los daños ya se encuentran en una publicación de 1974 (Kennedy) sobre diversos cultivos comestibles en Nueva York perjudicados por Bradysia. El autor reportaba como significativa la presencia de hongos para la sobrevivencia de la plaga Bradysia impatiens, comunmente encontrada en cultivos realizados en invernaderos. El investigador mencionaba que sus experimentos sugerían que, siendo los hongos microscópicos del medio de cultivo, el principal alimento de Bradysia impatiens, cuando el nivel de hongos bajaba su disponibilidad en la proximidad de las plantas vivas, las larvas usaban como alternativa alimentaria, las plantas que están en cultivo, comiendo tejidos de las raíces y otras partes de las plantas en cultivo. 

Larvas de Bradysia en
una foto de la Universidad
de California. Se nota la
transparencia del cuerpo
y como un casco oscuro
en la cabeza

El ataque sobre las pequeñas raicillas de las plantas produce un decaimiento del cultivo, ya que disminuyen la posibilidad de ingreso de agua y nutrientes desde el medio de cultivo y la generación de compuestos reguladores del crecimiento. En segundo lugar el accionar masticador de las larvas, abren heridas que son pasos para la infección de las plantas con organismos patógenos.

El ambiente de la rizósfera es propicio para un cambio desde una alimentación como fungívoro hacia un habito alimenticio herbívoro: las larvas pasan a devorar las raíces y otras partes del vegetal

Las larvas que se mueven en la parte superior de los sustratos comiendo los hongos del suelo, en algún momento -puede ser por lo escaso como sugirió Kennedy- o por la calidad del alimento, cambian su menú desde los hongos, hacia el vegetal que les resulta apropiado para su alimentación. Comienzan atacando los pelos radicales de las raíces y luego entran en las raíces de mayor diámetro, subiendo hacia los tallos por donde siguen haciendo galerías. Un indicio del interés de estas moscas por partes vegetales ricas en almidón, es el uso de trozos de papas -patata Solanum tuberosum- como trampas para captura de larvas.

El materíal orgánico en descomposición o en putrefacción es un buen sustrato-ambiente para el desarrollo de la actividad microbiana entre los cuales se encuentran los hongos. No es responsabilidad de las mosquitas, que para mejorar la producción, el cultivador haya comenzado por enriquecer los suelos con abundante nivel de materia orgánica, en la que se desenvuelve una microflora que resulta alimento de las mosquitas. Estas mosquitas tienen un comportamiento oportunista y en condiciones ambientales favorables se multiplican en gran manera.
El monitoreo de la presencia
y la cantidad de individuos 
existentes de Bradysia nos
permiten orientarnos para
obtener un mejor control.
En este caso se realiza en
cultivo de Poinsettia -Euphorbia
pulcherrima un cultivo importante
como planta con flor en macetas
Estos niveles elevados de materia orgánica fue en un primer momento utilizado para producir champignones y otros hongos comestibles para los humanos. Estas producciones no tardaron en convocar a los estudiosos para determinar que les producía daños. Concurrentemente con ello, en diversas producciones de la horticultura que hacen alto uso de materia orgánica y también entre rastrojos y residuos de cosecha, los entomólogos determinaron que había variadas especies de mosquitas de los hongos.

Los cultivos en macetas conteniendo elevados niveles de turba -de zona fria y las de zonas tropicales o de deltas- y cortezas de pinos se revelaron como buenos para la multiplicación de la plaga. Así fue que los huertos especializados en producir plantines a partir de semillas y por enraizado de esquejes sufren invasiones de estas mosquitas. Luego los productores de plantas ornamentales como orquídeas y otras plantas con flor en macetas, pronto tuvieron nubes de mosquitas por su alta reproducción. Se pueden ver en los trabajos agronómicos citados mas abajo, que dan cuenta de la proliferación de las mosquitas en viveros forestales de propagación -Eucaliptus y Pinus- y existe una extensa bibliografía que da cuenta de esta plaga alrededor del mundo en cultivos de interés comercial.

Se la cita en algunos lugares como la mayor plaga de los cultivos de pequeñas plántulas y con mayor fragilidad y daños cuanto mas juveniles son son las plántulas. Además en los esquejes que están enraizando comen por la zona del callo.

No es valedero afirmar que hay mosquitas de los hongos sin la determinación por especialistas

Insectos voladores pequeños hay muchos. Si no se tiene la identificación realizada por expertos, no se puede afirmar la existencia mosquitas de los hongos y esto vale para el caso de distintos países donde no conocemos que algún especialista en entomología o agrónomo dedicado a las plagas, haya  realizado una descripción en forma precisa, al menos del género, que se encuentren alimentando con plantas de cultivo. Para arribar a conclusiones, conviene acudir al especialista dedicado a esta familia. Estos tienen las claves y otros elementos necesarios para su identificación .

Lugares donde se encontró Bradysia y se la estudia

Las referencias más próximas se encuentran en el vecino país de Brasil donde hay varias investigaciones publicadas en revistas científicas. El género Bradysia atacando cultivos de hongos comestibles, viveros de tabaco, viveros forestales de  Eucaliptus y en cultivo de frutillas -Fragaria- en sacos de cultivo sin suelos fertirrigados, donde la parte interna de los sacos tenía algas y además numerosas larvas en su interior. En Brasil se la denomina mosca-dos-fungos. Por otro lado, existe al menos una publicación en Chile dando cuenta de cultivos afectados por la plaga de este género.
En un cultivo de Frutillas (Fragaria x ananassa Duch ) en un cultivo sin suelo
constituido por una mezcla corriente, aparecieron un porcentaje elevado de plantas afectadas por Bradysia sp. y varias enfermedades producidas por  antracnosis  debidas al hongo Colletotrichum fragariae Brooks, y por Botrytis cinerea Person. Esta situación se produjo al sur de Brasil en la latitud de 30º 05’ S, longitud 51º 39’ W. Gentileza Dr. Bernardete Radin et al.

Varias especies del género Bradysia aparecen mencionadas en los trabajos científicos y en las publicaciones de extensión de varias universidades. En países como: USA, China, países del sudeste asiático, Gran Bretaña, Suecia, Noruega, España, Italia, Australia, Brasil, Chile, México y Sudáfrica -entre otros- se da cuenta en publicaciones la existencia de Bradysia como una adversidad para los cultivos comerciales. Por lo tanto de interés en sanidad vegetal.


Daños en tubetes de una bandeja de propagación forestal de Eucaliptus. Gentileza Dr. Carlos Wilcken FCA/UNESP - Botucatu. Brasil.

Ultimamente mediante métodos moleculares se afinan los estudios para determinar si algunas especies de Bradysia en su fase adulta -cuando es mosca y vuela- tienen capacidad de llevar o no el contagio de enfermedades fungosas entre plantas distantes. 

Sin embargo, tras demostrar que algunas especies de Bradysia en su fase adulta no son propagadoras de ciertos hongos patógenos, en los aparatos digestivos de las larvas se demostró que las fructificaciones de hongos pueden permanecer con vida y ser introducidos en las plantas cuando son atacadas por dichos estadios juveniles, cuando estas muerden e ingieren raíces o partes de la corona de diversas plantas.


En viveros forestales de Sudáfrica al intentar buscar el origen de Bradysia difformis -la plaga más importante- los investigadores demostraron por análisis moleculares en un gen de una mitocondria, que existe una gran variabilidad genética debida probablemente a sucesivas entradas de la plaga desde Europa y a las variaciones que se van produciendo por el traslado de la plaga entre los viveros de distintas plantaciones. Otro trabajo previo del mismo autor -Hurley- analiza la posibilidad que sea Bradysia la causante de la distribución de Fusarium entre los viveros de Pinus sp.

Bradysia es un género abundante con función benéfica en los ecosistemas, pero algunas especies pueden convertirse en una plaga en un cultivo intensivo

Si en un parque son parte de la fauna -asociada a los hongos y otros microorganismos- que contribuyen al reciclado por descomposición de los residuos vegetales. En un invernadero o vivero se convierten en un problema porque atacan plantas enteras que están creciendo para su posterior venta. 
Ciclo de vida de Bradysia

Bradysia cumple su ciclo en
aproximadamente 28-32
días. En este tiempo pasa
de huevo a individuo adulto.
Las hembras adultas ponen 
unos 100-170 huevos, viven pocos
días. En China se demostró que
B. odoriphaga una plaga de
una hortaliza del tipo ajo - cebolla usual en oriente, tiene hábitos copulatorios nocturnos.

Estas mosquitas, tienen un cuerpo esbelto, pequeño y delicado, con largas y finas patas y antenas finas y largas. Miden 2-4 milímetros. En sus varios estadíos como larva viven consumiendo hongos, algas, musgos y raíces de plantas. Los adultos voladores, son insectos de de un par de alas claras, que no pican ni consumen. Las larvas viven generalmente en sustratos húmedos hasta unos 7 centímetros de profundidad.

Las especies del género Bradysia son conocidas por su apariencia de mosquitos. Tienen alas membranosas claras y cuerpos mas oscuros al que cubren cuando están en reposo. Se las encuentra en las proximidades de los invernaderos -donde son plagas-, pero también en ambientes donde hay plantas de interior como hogares y oficinas.


En sus estados larvarios parecen gusanos, son transparentes, con un tracto digestivo visible. La cabeza es oscura como un casco o cápsula negra. En estadio larvario son muy voraces.

Cuando son larvas pasan por 2-4 estadios de desarrollo que los cumplen en unas tres semanas y pasan al estadio de pupa dentro o sobre el medio de cultivo, fase de casi una semana. El ciclo completo de huevo a mosca se cumple entre 28 a 32 días. El ciclo se acorta con temperaturas en ascenso.


A la profundidad en que estas larvas viven, están en contacto con las jóvenes raíces de las plántulas a las que devoran produciendo un decaimiento no explicado normalmente por los conocimientos difundidos previamente entre países de habla hispana y algunos de estos países no los tienen en sus listas de plagas de importancia. 

La sistemática utilizada para ubicar una especie de Bradysia por ejemplo se basa elementos de la morfología como ser su genitalia, apéndices tibiales, el tergito IX de un macho, los palpos, flagelomeros antenales de distintos paises en forma comparativa. Es realizado por entomologos y puede verse un ejemplo en el trabajo de Menzel pueesto en la bibliografía citada al pié. [ver más]

En estudios genéticos y cromosomas de Bradysia matogrossensis en laboratorio y con antecedentes en otras especies de Bradysia, se ha demostrado en sucesivas investigaciones que hay distintos tipos de hembras, las que producen descendencia solamente de hembras, las que producen descendencia solo de machos y las que producen descendencia de ambos sexos.

Las mosquitas de los hongos -fungus gnats- en sus estadios larvales producen heridas que favorecen la infección con hongos patógenos


Se ha manifestado que estos insectos voladores y sus estadios larvales sirven para difundir o crear vías de entrada a enfermedades fungosas como Pythium, Botrytis, Fusarium, Thielavopsis, Verticillium, Cylindrocladium, Sclerotinia y otras.

Control básico de la mosquita de los hongos en los cultivos comerciales

Recordar que la plaga precisa agua libre para asegurar completar su ciclo. Donde haya algas, musgos, oscurecimientos debidos a la humedad denotan la presencia de hongos, se ha creado un ambiente propicio para la proliferación de las mosquitas,

Suelos, sustratos, zonas de producción y alrededores, tienen que tener asegurado su drenaje. 

En general tanto los productores de hongos comestibles, como los productores comerciales de plantas en invernaderos, hacen un buen control para evitar los daños que ocasionan estos insectos. Estos no presentan grandes dificultades para mantenerlos bajo el nivel de daño económico. Pero se debe estar alerta.

Es necesario tener un programa de monitoreo en las fases de cultivo mas susceptibles como lo son los estadios de plántulas.


En algunos tipos de cultivos, es relativamente fácil el manejo ambiental para evitar una presencia que produzca pérdidas económicas a consecuencia de la plaga. Inclusive su visualización y monitoreo puede alertar sobre un pobre manejo de la producción o déficit tecnológicos en alguna parte del proceso productivo. Métodos preventivos indican: regar dejando secar entre riegos la parte superior del sustrato que es lugar donde mayor actividad presentan las larvas. Esto es imposible en los semilleros para producción de plantín o plántulas donde se presentan los mayores daños.

Los multiplicadores de plantas para flores cortadas, que usan sustratos minerales para enraizado, desinfectan con vapor o agua caliente el sustrato entre camadas de producción como parte de su protección sanitaria.

Mantener los depósitos de sustratos bajo cubiertas y con medidas que impidan que se mojen o humedezcan.

Otras medidas preventivas son: evitar zonas encharcadas, próximas a los bancos o mesadas de cultivo. Evitando zonas siempre encharcadas, tanques y tuberías y trayectos donde haya, fisuras que tengan pequeñas fugas de agua son lugares propicios para la existencia de la mosquita de los hongos y que estas pasen luego a los contenedores de las plantas.

Algunos productores espolvorean con cal hidratada -la de pegar ladrillos y hacer revoque grueso- debajo de las mesadas donde hay cultivo, porque han encontrado que impide la proliferación de estos mosquitos de los hongos. Tenga en cuenta que como otras pestes, el tema puede manejarse discretamente.

Eliminar plantas muertas, sus restos y residuos orgánicos que sean atacables por microorganismos de las zonas de cultivos. Ninguna presencia de residuos de plantas que se puedan mojar deben quedar en el invernadero.

Algunos textos universitarios y para productores y los servicios de extensión de las universidades norteamericanas hablan del manejo o la gestión integrada de plagas -IPM- cuando se refieren a ellos. Esto significa combinar medidas preventivas, medios químicos y lucha biológica para dominar los ataques de las mosquitas de los hongos.

Especies mencionadas en este artículo y en la bibliografía de más abajo

Bradysia odoriphaga
Bradysia difformis
Bradysia paupera
Bradysia impatiens
Bradysia coprophila
Bradysia tritici Sinónimo = Bradysia ocellaris
Bradysia matogrossensis


Bibliografía





  • FIRST REPORT AND POPULATION CHANGES OF Bradysia difformis

(DIPTERA: SCIARIDAE) ON EUCALYPTUS NURSERIES IN BRAZIL. 2012. Alexandre Santos; Ronald Zanetti; Roosevelt P. Almado, José e. Serrão; And José C. Zanuncio; Departamento de Entomologia, Universidade Federal de Lavras, Caixa Postal 3037, 37200-000, Lavras,  Minas Gerais, Brasil

  • Hellqvist S (1994) Biology of Synacra sp. (Hym., Diapriidae), a parasitoid of Bradysia paupera (Dipt., Sciaridae) in Swedish greenhouses. Journal of Applied Entomology 117: 491–497 — All rights reserved
  • Springer TL (1995a) Fungus gnat (Diptera: Sciaridae) feeding damage to legume seedlings. Journal of the Kansas Entomological Society 68: 240–242 Springer TL (1995b) Vulnerability of pasture and range legumes to fungus gnats. Crop Science 35: 534–536
  • Hurley BP, Govender P, Coutinho T, Wingfield BD and Wingfield MJ (2007) Fungus gnats and other Diptera in South African forestry nurseries and their possible association with the pitch canker fungus. South African Journal of Science 103:43–46. University of Pretoria.
  • Wilkinson, J.D. and D.M. Daugherty. 1970. The biology and immature stages of Bradysia impatiens (Diptera: Sciaridae). Ann. Entomol. Soc. Amer. 63: 656-660.
  • Kennedy, M.K. 1974. Survival and development of Bradysia impatiens (Diptera: Sciaridae) on fungal and nonfungal food sources. Ann. Ent. Soc. America 67: 745-749.
  • Keates SE, Sturrock RN and Sutherland JR (1989) Populations of adult fungus gnats and shore flies in British Columbia container nurseries as related to nursery environment, an incidence of fungi on the insects. New Forests 3: 1–9
  • White PF, Smith JE and Menzel F (2000) Distribution of Sciaridae (Dipt.) species infesting commercial mushroom farms in Britain. Entomologist’s Monthly Magazine 136: 207–209

  •  Dark winged fungus gnats (Diptera: Sciaridae) collected from shiitake mushroom in Korea Seung-Gwan Shina, Heung-Sik Leeb, Seunghwan Leea, Entomology Program, Department of Agricultural Biotechnology and Research Institute for Agriculture and Life Sciences, Seoul National University, Seoul 151-921, Republic of Korea Journal of Asia-Pacific Entomology Volume 15, Issue 1, March 2012, Pages 174–181
  • Estudio sobre la biología y control de Bradysia paupera Tuomikoski (= Bradysia difformis Frey) (Diptera : Sciaridae). 2001. J. P. MANSILLA, M. I. PASTORIZA, R. PÉREZ. Bol. San. Veg. Plagas, 27: 411-417, España
  • Hurley, Brett P.; Slippers, Bernard; Wingfield, Brenda D.; Govender, Prem; Smith, J.E.; Wingfield, Michael J.2010-04. Diversity of Bradysia difformis (Sciaridae: Diptera) populations reflects movement of an invasive insect between forestry nurseries.  OpenUP (Research Articles University of Pretoria). 
  • Lincoln S. Rocha and André Luiz P. Perondini. 2000. Analysis of the sex ratio in Bradysia matogrossensis (Diptera, Sciaridae). Genetics and Molecular Biology, 23, 1, 97-103 (2000)
  • EFICIÊNCIA E PERSISTÊNCIA DE HETERORHABDITIS INDICA POINAR, KARUNAKAR & DAVID, ISOLADO 037 IBCB N5 (NEMATODA: HETERORHABDITIDAE) CONTRA MOSCA–DOS–FUNGOS, BRADYSIA SPP. (INSECTA: DIPTERA: SCIARIDAE). PIETROBON, T. de C.*;DELL’ACQUA, R.; LEITE, L.G.; SCHMIDT, F.S.; JUNQUEIRA, L.K. Instituto Biológico, Centro Experimental Central, Rod. Heitor Penteado, km 3, CEP 13092-543, Campinas, SP, Brasil.